Ejercicios para la fertilidad: ejercicios de Kegel

Ejercicios para la fertilidad: ejercicios de kegel

Seguramente hayas escuchado hablar de estos ejercicios para la fertilidad que ayudan a fortalecer el suelo pélvico, es decir, los músculos que sostienen la uretra, la vejiga, el útero y el recto. Llevan este nombre porque fue el ginecólogo Arnold Kegel quien recomendó estos ejercicios en los años 40 para ayudar a las mujeres a luchar contra la incontinencia urinaria.

Si planeas quedarte embarazada, practicar estos ejercicios para la fertilidad te ayuda a prepararte para el momento del parto y que los músculos que se utilizan para ello se recuperen con más facilidad. Después del parto, los ejercicios de Kegel te ayudan a evitar pérdidas de orina y otros problemas mayores derivados de una mala recuperación postparto.

¿En qué consisten?

Antes de empezar debes tener la vejiga vacía. Imagina que estás haciendo pis y que quieres detener el flujo de orina. Debes intentar realizar este ejercicio sin contraer las nalgas, la barriga y apretando las piernas, es decir, que sólo trabajen los músculos del suelo pélvico. Si quieres, coloca una mano sobre tu barriga y asegúrate de que está relajada, así podrás comprobar que los estás haciendo correctamente.

Si es la primera vez que realizas estos ejercicios, empieza por aguantar durante unos segundos. A medida que tus músculos empiecen a fortalecerse, aumenta el tiempo y mantén cada contracción al menos durante 10 segundos. Cuando vayas cogiendo práctica, intenta incluir los ejercicios de Kegel en tu rutina diaria. Puedes hacerlos cuando te levantas por la mañana o incluso mientras ves la televisión. Trabajar estos músculos te ayudará a evitar patologías más adelante.

También debes saber que estos ejercicios para la fertilidad mejoran la circulación de las áreas rectal y vaginal y aceleran la cicatrización después de una episiotomía o desgarro durante el parto. Practicar los ejercicios de Kegel después de dar a luz, no sólo ayuda a mantener el control de la vejiga, sino que mejora el tono muscular, haciendo que las relaciones sexuales sean más placenteras.

Noticias relacionadas
load