Ejercicios para la fertilidad: pilates

Ejercicios para la fertilidad: pilates

Practicar pilates reduce el estrés y, por lo tanto, ayuda a restaurar el equilibrio hormonal en el cuerpo. Esta es la principal razón por la que los ejercicios relacionados con esta disciplina son buenos para estimular la fertilidad. Vamos a conocer un poco más sobre este método.

Su nombre se debe a su creador, Joseph H. Pilates, un alemán que nació en 1880 y que dedicó su vida al estudio del cuerpo humano, debido a su delgada constitución y problemas asmáticos. Combinando las técnicas de rehabilitación física de la época, con algunos conceptos del yoga del que tomaría ciertas posturas y con otros deportes como la natación o la gimnasia artística, comenzó a elaborar un método para aumentar la vitalidad de su cuerpo y fortalecer su sistema inmunológico.

Los ejercicios de pilates no sólo son buenos para la fertilidad, sino que también mejoran la postura y la movilidad, reduciendo los dolores de espalda, fortalecen la espalda, los glúteos y el abdomen, e incrementan la flexibilidad y el equilibrio cuerpo-mente. Por esta razón, además de estar recomendados para todas las mujeres que están buscando un bebé, también resulta ideal durante el embarazo.

Otros de los beneficios de esta disciplina son:

- Fortalecimiento de los músculos.

- Control desde el centro del cuerpo.

- Estimulación de la circulación y oxigenación de la sangre.

- Aumento de la capacidad de concentración.

Los ejercicios de pilates consisten en repeticiones breves cuyo principal objetivo es fortalecer y alargar los músculos, en ningún caso sobrecargarlos. Trabaja la musculatura profunda, no la superficial, por eso no forma músculos voluminosos, sino que los marca y fortalece, mejorando la flexibilidad. Estas características lo convierten en una disciplina ideal no sólo para mejorar la fertilidad, sino también para aquellas personas que quieran fortalecer su cuerpo, a cualquier edad, sin lastimarlo y con resultados visibles.

 

 

Noticias relacionadas