Exploración morfológica

Exploración morfológica

En el segundo trimestre del embarazo, tu médico o matrona puede ofrecerte una ecografía llamada "exploración morfológica". La exploración la realiza un ecografista especializado, un profesional de la salud formado en el uso de la ecografía. En esta página se explica lo que puede esperar y lo que puede mostrar la ecografía.

¿Qué es una exploración morfológica y qué busca?

La exploración morfológica es una ecografía detallada que examina el cuerpo de tu bebé y observa la posición de la placenta, el cordón umbilical, el líquido amniótico que rodea a tu bebé y tu útero y el cuello uterino. También se conoce como "ecografía de anomalías" o "ecografía de las 18 a las 20 semanas".

El ecografista medirá al bebé y utilizará estas medidas para confirmar la fecha prevista de nacimiento.

[related_links]

El ecografista también comprobará si su bebé presenta alguna anomalía en su crecimiento o desarrollo, incluso en su corazón, columna vertebral, estómago, riñones y extremidades. Es importante saber que, aunque muchas anomalías se detectan en esta exploración, no todas lo son.

El ecografista suele saber si vas a tener un niño o una niña, con un 95% de precisión. Si prefieres esperar hasta el nacimiento para saber el sexo de tu bebé, es buena idea pedir al ecografista que no lo mencione.

Si la placenta está situada en una posición baja en el útero, tu médico o matrona te dirá que tienes una placenta baja, también conocida como placenta previa. Por lo general, se recomienda realizar otra ecografía en el tercer trimestre, para comprobar que la placenta se ha alejado del cuello uterino.

Una placenta baja a las 18 ó 20 semanas no significa necesariamente que vaya a estar baja en el momento del parto, por lo que no hay motivo de preocupación. Si la placenta está cerca del cuello uterino en el tercer trimestre, puede haber un mayor riesgo de hemorragia durante el parto. Si este es el caso, tu médico o comadrona hablará contigo de las opciones que tienes para el parto.

¿Cuándo se realiza una exploración morfológica?

La exploración morfológica se realiza en el segundo trimestre, normalmente entre las semanas 18 y 20 de embarazo.

¿Cómo se realiza una exploración morfológica?

El ecografista le colocará un gel en el vientre y moverá un pequeño dispositivo manual llamado transductor por él para obtener imágenes de su bebé en una pantalla. La exploración dura aproximadamente media hora. Es posible que le ofrezcan una foto o un DVD de la exploración.

Muchos padres descubren que se sienten más unidos a su bebé después de verlo en esta exploración. Es una buena idea compartir la experiencia con su pareja o persona de apoyo. Por lo general, se puede proporcionar un certificado médico para que puedas ausentarte del trabajo para la exploración.

¿Qué puede mostrar una exploración morfológica?

Es posible que puedas ver los latidos del corazón de tu bebé, una imagen clara de su columna vertebral y sus brazos y piernas agitándose y dando patadas. Algunos bebés pueden incluso chuparse el dedo. Las imágenes se parecen un poco a una foto borrosa.

¿Tengo que hacerme el escáner?

No, no tiene que someterse a la exploración. Es tu elección. Si no estás segura, puedes llamar a Embarazo, Nacimiento y Bebé al 1800 882 436 (llamada gratuita desde teléfonos fijos) si quieres discutir tus opciones con más detalle.

¿Qué significan los resultados y qué pasa después?

Es posible que el ecografista no le dé mucha información sobre su embarazo y su bebé mientras ve la exploración. Se enviará un informe detallado de la exploración a su médico o matrona, por lo que tendrá que acudir a ellos para comentar los resultados.

Si se sospecha o se detecta alguna anomalía, es posible que haya que hacer más pruebas. Tu médico o matrona te explicará las opciones y puede recomendarte que hables con un asesor genético, un obstetra o un pediatra.

Noticias relacionadas