Las posturas sexuales como remedio para mejorar la fertilidad

CONOCE CU√ĀLES SON LAS QUE TE AYUDAN A TENER HIJOS

  Las posturas sexuales como remedio para mejorar la fertilidad

Aunque lleves un tiempo buscando un bebé, las relaciones sexuales nunca deben convertirse en una obligación. Disfrutar del sexo sigue siendo el mejor remedio para mejorar la fertilidad y siempre puedes intentar nuevas posturas que pueden ayudarte a hacerlo mientras practicas sexo. Toma nota.

Es verdad que no hay ningún dato científico que demuestre que algunas posturas sexuales facilitan la concepción, pero sí existen ciertas posturas cuando practicas sexo que son mejores para acercar lo máximo posible los espermatozoides al cuello del útero, propiciando la fecundación del óvulo con mayor facilidad. Te presentamos algunas de esas posturas que pueden servirte como un remedio útil para mejorar la fertilidad.

El loto

Recostada boca arriba, dobla las piernas en posición de loto para que tu vagina quede totalmente abierta. De esta manera, tu pareja podrá realizar la penetración de forma más profunda y depositar en el útero la mayor cantidad de esperma posible.

Postura lateral

Tu pareja se coloca detrás de ti y tomándote de la cintura, realiza una penetración más profunda y más cercana al contacto con el cérvix, para poder eyacular el semen más cerca del útero.

La luna

Mientras tu pareja está arrodillada, tú te colocas boca arriba y él debe situar tus piernas sobre sus hombros sin interrumpir la penetración y continuando la estimulación con un vaivén pélvico.

Lo más recomendable cuando se quiere conseguir la concepción y lograr un embarazo, aunque no existen datos científicos que lo demuestren, es que te coloques con las piernas hacia arriba inmediatamente después de la relación sexual e independientemente de la postura que hayáis utilizado para hacer el amor con el objetivo de facilitar el recorrido de los espermatozoides.

En cualquier caso, recuerda que más que las posturas sexuales como remedio para mejorar la fertilidad la clave está en no obsesionarse con el embarazo y en disfrutar plenamente del sexo con tu pareja.

Noticias relacionadas