Síntomas de infección de oído en bebés y niños pequeños

APRENDE A IDENTIFICARLOS

Síntomas de infección de oído en bebés y niños pequeñosSíntomas de infección de oído en bebés y niños pequeños. Desde sus primeras fiebres debes aprender a identificar los signos de una infección de oído en niños pequeños y bebés para que puedas combatir esta enfermedad tan común de la infancia.

Si notas que tu hijo tira de su oreja, combinado con un inusual mal humor, llamará tu atención. ¿Podría estar indicando que pade una infección de oído?

“Además del resfriado común, las infecciones de oído son el trastorno más común en los niños", dice Margaretha Casselbrant, MD, PhD, jefe de la división de otorrinolaringología pediátrica en el Hospital de Niños de Pittsburgh. Pero las infecciones de oído no siempre son fáciles de diagnosticar para los padres porque los síntomas pueden ser vagos e imitar a los de un resfriado común o gripe. De hecho, las infecciones de oído a menudo comienzan como un resfriado con tos y secreción nasal.

bien es ciertamente complicado, todavía hay signos que son específicos de las infecciones de oído.

Debido a que los bebés y niños pequeños aún no tienen las habilidades del lenguaje para hacerle saber cómo se sienten, la detección de una infección de oído es especialmente difícil.

"En general, una fiebre de más de 38 grados es una de las características de una infección de oído en un niño no verbal", dice Max M. April, MD, presidente del comité de otorrinolaringología pediátrica de la Academia Americana de Otorrinolaringología - Cirugía de cabeza y cuello .

Los siguientes signos también pueden indicar que tu hijo padece una infección de oído:

Dolor en el oído:

Las infecciones del oído son dolorosas, por lo que las lágrimas de tu bebé o niño pequeño o el aumento de la irritabilidad pueden ser un síntoma. Además, si tu bebé se enfada más cuando está acostado, la culpa puede deberse a una infección en el oído, porque esa posición ejerce presión sobre las trompas de Eustaquio.

Síntomas de infección de oído en bebés y niños pequeños

Dificultad para quedarse dormido:

Esto se debe al dolor de la presión que se acumula en los oídos. A veces, los niños activos y ocupados se quejarán más del dolor cuando las cosas se calmen al final del día o cuando sea hora de dormir.

Fiebre:

Una señal de que su sistema inmunológico está funcionando para combatir una infección, la temperatura de su hijo puede variar constantemente. Debe ser tomada por vía rectal.

Problemas de audición:

La acumulación de líquido en el oído puede bloquear el sonido, por lo que es posible que no responda a los sonidos a su alrededor como lo haría normalmente. Ten la seguridad de que su audición volverá una vez que la infección haya desaparecido y su oído esté libre de líquido.

Disminucion del apetito:

La infección en el oído en sí no debería causar problemas al tragar, pero su hijo puede perder el apetito porque simplemente no se siente bien. También pueden aparecer vómitos y diarrea.

Drenaje de líquido o pus de la oreja de tu hijo:

Si bien no es muy común, este es un signo definitivo de infección, así que llama al médico de inmediato. El drenaje amarillo, blanco o verde del oído puede indicar un tímpano perforado, una condición que puede desarrollarse si el líquido en el oído medio ejerce tanta presión sobre el tímpano que estalla.

¿Todavía no estás seguro? Consulta con tu médico:

La única manera de asegurarse de que tu hijo no corra peligro con una infección de oído es visitar a su pediatra. Lleva a un bebé menor de 2 años al médico si un resfriado y malestar aparente no desaparece en dos o tres días, o si la fiebre no desaparece en uno o dos días.

Aunque unestallido de tímpano puede sonar atemorizante y puede ser muy doloroso para su hijo, el orificio no es grave y generalmente se curará por sí solo. Y la buena noticia es que tu hijo puede comenzar a sentirse mejor a medida que el líquido se drena y la presión disminuye.

Noticias relacionadas
load