barra head

Por qué te quiere tu bebé

AMOR CORRESPONDIDO

Por qué te quiere tu bebé

Lo adoras, pero parece que todo lo que haces es tratar de apaciguar al pequeño tirano de tu corazón. Puede tener tu leche, tu cuerpo, tus brazos, tu mundo, todo por dejar de llorar. ¿Y qué obtienes a cambio? Principalmente, solo la oportunidad de levantarte mañana por la mañana (o en medio de la noche) y hacerlo de nuevo. ¿Por qué, aparte del hecho de que tu bebé es tan ridículamente hermoso, te matas para complacer a alguien que ni siquiera puede decir "gracias"? Porque en el fondo sabes que tu bebé te ama. Puede que aún no sonría, y seguro que no dice ni una palabra. Pero te ama.

Tu voz y tu olor

Los bebés parecen reconocer a su madre al instante. El bebé acaba de nacer, su visión no es excelente, pero en el momento en que la madre comienza a hablar con voz suave, el bebé se vuelve hacia ella o abre los ojos. Eso es porque él podía escuchar la voz de mamá desde el vientre. El bebé te escucha hablando por semanas antes de que nazca. Una prueba más de que eres especial: un recién nacido puede apartar la cabeza de un extraño debido a la voz y el olor desconocidos.

La comida

Ya sea que provenga del pecho o del biberón, la leche que das al bebé ofrece mucho más que nutrición. Cuando grita de hambre, lo haces callar y satisfacerse. Con cada comida le estás diciendo que cuidarás de él. A medida que aprendes esa lección, las cosas se vuelven más fáciles para ambos.

El bebé adora tu cara

Los recién nacidos no hacen mucho más que comer. En las comidas, sus ojos buscan un poco de entretenimiento, y la atracción principal de la cena es mamá o papá. Y uno de los primeros objetos en los que se enfocará un bebé es una cara. El bebé se enamora de lo que ve cuando es alimentado.

Por qué te quiere tu bebé

Cuando llora, lo consuelas

No importa lo que diga una generación mayor, está bien correr hacia el recién nacido cada vez que llora. Cuanto más acurrucados y reconfortados, mejor.

Los movimientos correctos

Cuando caminas, el ritmo de tus movimientos, al igual que el sonido de tu voz, le resulta deliciosamente familiar. Tu bebé se ha estado moviendo contigo durante los últimos nueve meses, y se siente bien continuar andando en tu compañía.

Eres el puerto en su tormenta

Para el bebé, incluso una visita a la tienda de alimentación está llena de estímulos. Una boda, un viaje al centro comercial o solo un poco de dificultad para conciliar el sueño puede ser abrumador. Cuando eso sucede, ella se vuelve hacia ti. Si estás tranquilo, tu energía y todo lo que tienes sobre ti le dice a tu bebé que todo está bien, que la cuidarás.

Enseñas los límites

Un bebé con límites es un bebé que está seguro en su mundo. Los límites protegen al bebé de las consecuencias, ya sea un dedo quemado o tu desaprobación. E incluso a un bebé de tan solo 4 meses se le puede enseñar algunos límites.

Hablas con él

Cuando tu bebé tenga la edad suficiente para comenzar a responder, tú le habrás dicho miles de palabras. Habrás narrado y cantado cambios de pañales y comidas o viajes a la calle. A través de ti, el bebé está aprendiendo el idioma de su mundo.

Lo mantienes a salvo

No es fácil hacer que una casa, o incluso algunas habitaciones, sea seguras para un bebé cuando empieza a moverse por sí mismo y tendrás que agacharte para ver las cosas tentadoras que estarán a su altura.

Lo amas y lo sabe

Ya sea soplando en su barriguita, llevando la cuchara llena de comida a la boca como un avión, o acurrucándolo y calmándolo a la hora de acostarse, todos los días haces cosas que transmiten a tu bebé que estás loco por él. Lo amas y lo sabe con cada partícula de su ser. Y por supuesto que es recíproco.

Noticias relacionadas