Parto en casa: esto es lo que debes valorar

VALORA BIEN TUS OPCIONES

Parto en casa o en el hospital: esto es lo que debes valorar

Parto en casa: esto es lo que debes valorar. A menos que lo hayas vivido anteriormente, la mayoría de las personas tienen nociones preconcebidas acerca de lo que significa dar a luz.

Una gran población de mujeres en todo el mundo da a luz en hospitales, pero los partos en el hogar también constituyen una parte de los partos en muchos países del mundo.

Nacimiento en casa: Pros y contras

Un parto en casa planificado puede ser una experiencia gratificante. Pero es importante que tengas en cuenta los beneficios e inconvenientes, planifiques en consecuencia y comprendas los riesgos si esta es una opción que estás considerando. Deberás trabajar en estrecha colaboración con tu médico para que pueda tomar la mejor decisión y la más adecuada para ti y su familia.

Un parto programado en casa significa que darás a luz en casa en lugar de un hospital o centro de maternidad. Aún necesitarás la ayuda de alguien con experiencia y calificado durante el trabajo de parto. Esto puede incluir, una enfermera certificada, una matrona certificadaque cumpla con los estándares internacionales, o un médico que practique la obstetricia.

Si estás considerando un parto en casa, habla con tu médico, él te explicará lo que debes esperar durante el parto. También debéis hablar acerca de las posibles complicaciones y cómo se manejarían en el hogar.

Tu médico debe ser muy honesto contigo sobre los posibles riesgos. Los partos planificados en el hogar se asocian con el doble o incluso el triple de riesgo de muerte infantil o lesiones graves que los partos planificados en los hospitales.

Esa estadística puede sonar alarmante, pero incluso con ese aumento, el riesgo de muerte infantil con un parto en casa planificado es bajo. Si eres buena candidata para un parto en casa, lo mejor que puedes hacer es comenzar a investigar y planificar.

Parto en casa: esto es lo que debes valorar

No es seguro para todas las mujeres dar a luz en casa. Por ejemplo, las mujeres que han tenido una cesárea previa, o que están embarazadas con múltiples (gemelos, trillizos) no deben tener un parto en casa. Consulta con tu médico para ver si un parto en casa es una opción para real para ti.

Tenga en cuenta que incluso con un parto en casa planificado, su médico o matrona puede recomendar que te trasladen a un hospital después de que comience el parto.

Esta recomendación puede ser hecha por las siguientes razones:

Presión arterial alta.

Deseas un alivio del dolor.

El bebé no está posicionado correctamente.

Tienes sangrado vaginal abundante.

El bebé muestra signos de angustia antes del parto (frecuencia cardíaca anormal) o después del nacimiento (signos de una condición médica o dificultad para respirar).

El trabajo no está avanzando.

Las huellas de meconio se encuentran dentro de tu líquido amniótico.

Experimentas complicaciones como desprendimiento de la placenta (cuando la placenta se separa del revestimiento del útero antes del parto) o prolapso del cordón umbilical (cuando el cordón umbilical se introduce en la vagina antes de su bebé).

La placenta no se puede extraer.

Pros de un parto en casa

Tienes más control sobre la experiencia.

Lo recibirás en un entorno familiar.

Se pueden tener en cuenta consideraciones religiosas o culturales.

Contras de un parto en casa

Aún podría ser trasladado al hospital en caso de una emergencia.

Dependiendo del país en que te encuentres, puede que el seguro no lo cubra.

El parto en casa puede ser complicado, por lo que es mejor prepararse con láminas de plástico y toallas limpias.

En caso de una emergencia, deberás ir al hospital y el tiempo podría ser vital en ese caso. Se recomienda poder llegar rápidamente a un hospital.

Noticias relacionadas
load