Aspectos legales de la reproducción asistida

MEDICINA REPRODUCTIVA

aspectos legales reproduccion asistidaConoce los aspectos legales de la reproducción asistida y todo lo que tienes que saber sobre sus tratamientos.

La demande de técnicas de reproducción asistida cada vez es mayor, por eso ha sido necesario una actualización de algunas de las leyes a las que estaba sujetos estos tratamientos. Actualmente, cualquier mujer, independientemente de su situación civil o su orientación sexual, tiene derecho a solicitar un tratamiento de reproducción asistida que le permita tener un hijo. En algunos casos, estos tratamientos se utilizan para sustituir al proceso reproductivo natural debido a algún problema de infertilidad o esterilidad y, en otros casos, se aplica en mujeres solteras o parejas homosexuales que necesitan de estas técnicas para poder formar una familia.

El único tratamiento de reproducción asistida que resulta más polémico y que sigue estando prohibido en España es la gestación subrogada, que a menudo se conoce como “vientre de alquiler”. Aunque en otros países puede llevarse a cabo, en España está expresamente prohibido, por lo que algunas parejas que desean recurrir a él toman la opción de viajar al extranjero.

Otro aspecto que también está ligado a la polémica en el campo de la reproducción asistida debido a su ilegalidad es la elección del sexo del bebé, la cual solo se permite cuando sirve para evitar la aparición de enfermedad hereditarias asociadas al sexo.

La edad límite en la reproducción asistida

De este asunto podemos hablar en términos distintos ya que la ley no lo prohibe, si no que delega la decisión al profesional que vaya a realizar el tratamiento. Los tratamiento de reproducción asistida en muchas ocasiones son solicitados por mujeres que, debido a su edad avanzada, no pueden quedarse embarazada con facilidad de forma natural. O que decidieron postergar su maternidad mediante la vitrificación de ovocitos (congelación de óvulos). La pregunta es si debería existir una edad límite para someterse a estos tratamientos, anteponiendo así los derechos del niño al derecho reproductivo de la madre.

Actualmente, los hospitales públicos marcan un límite de 40 años para someterse a estos tratamientos, mientras que las clínicas privadas suelen ampliarlo a 50.

Puesto que la medicina reproductiva está en continuo desarrollo, estamos seguras de que los aspectos legales de la reproducción asistida sufrirán cambios y modificaciones conforme la ciencia avance.

Noticias relacionadas
load