El cuidado de la salud masculina y la fertilidad

FERTILIDAD MASCULINA

cuidado salud fertilidad masculinaCómo cuidar la salud masculina para mejorar la fertilidad.

Aunque se hable más de la infertilidad femenina, los hombres son la razón por la que una pareja con puede concebir en entre el 30% y el 40% de los casos. Por lo tanto, adquirir unos hábitos saludables que le ayuden a tener una mejor fertilidad también es importante para ellos. Además, la idea de que los hombres son igualmente fértiles a los 20 que a los 40 años también es un error, ya que con los años sus espermatozoides no solo disminuyen en cantidad si no que pierden calidad y movilidad.

En este artículo te queremos hablar de esos hábitos saludables que un hombre debería adquirir si quiere mantener una buena fertilidad o ayudar a favorecerla. Estos son tan sencillos como cuidarse y llevar un estilo de vida saludable. A continuación puedes ver cuáles son algunos de estos consejos para la fertilidad masculina.

Un buen peso. El sobrepeso y la obesidad puede ser un inconveniente a la hora de intentar tener un hijo, y no solo para las mujeres. La obesidad también afecta a la fertilidad del hombre, según han demostrado varios estudios, por lo que mantener un buen peso mediante un estilo de vida saludable debe ser una prioridad para los hombres que desean ser padres en algún momento.

Ejercicio. Si la vida sedentaria ni el ejercicio en exceso son favorables para la fertilidad masculina. Lo ideal es hacer ejercicio de forma moderada, lo suficiente para mantenernos sanos y ejercitar el cuerpo, beneficiándonos de todas las ventajas que puede traer la práctica de deporte a nuestra vidas. El ejercicio excesivo y la práctica del mismo durante demasiadas horas pueden crearnos ansiedad por conseguir ciertos objetivos, la cual afecta también a la fertilidad, tanto a hombres como a mujeres.

Por otro lado, elige deportes que no pongan en peligro tus testículos, así no existirán riesgos de dañarlos o empeorar la calidad del semen. En algunos deportes en los que los testículos sufren una fricción constante, como por ejemplo el ciclismo, los testículos sufren más y existen más probabilidades de que se originen lesiones que puedan acabar afectando a la fertilidad.

cuidado salud fertilidad masculina

Cuida tus genitales. Además de elegir el deporte adecuado, los hombres deben cuidarse y evitar aquellos hábitos que puedan dañar sus genitales, como darse largos baños de agua muy caliente o colocar el ordenador portátil sobre los genitales, dos hábitos que aumentan la temperatura corporal en la zona y pueden acabar dañando la calidad de los espermatozoides.

Alimentación adecuada. Como en todo lo relacionado con la salud, la alimentación es fundamental y debemos llevar una dieta equilibrada y saludable para que todo en nuestro cuerpo funcione correctamente, incluido el aparato reproductivo. Los antioxidantes como las vitaminas E y C no pueden faltar en la dieta de un hombre si quiere favorecer y cuidar su fertilidad. Estas vitaminas se pueden encontrar en las frutas y verduras, por lo que no pueden faltar en la dieta. Lo mismo ocurre con el calcio y la vitamina D, dos cosas que ayudan a mejorar la fertilidad del hombre según han demostrado algunos estudios.

Controla el nivel de zinc. La falta de zinc puede afectar a la cantidad de semen que el hombre produce, así que es importante no descuidar su consumo.

Ácido fólico. Las verduras de hoja verde y los cereales son ricos en ácido fólico, un nutriente que es fundamental para los hombres que intentan ser padres ya que mejora la calidad de los espermatozoides y, por lo tanto, aumenta las probabilidades de que se produzca el embarazo.

El alcohol, el tabaco y las drogas son fatales para el cuidado de la salud masculina y la fertilidad, por lo que hay que evitarlas a toda costa.

Noticias relacionadas
load