Crisis de lactancia: diferentes picos de crecimiento

ALIMENTACIĂ“N BAJO DEMANDA

Crisis de lactancia: diferentes picos de crecimiento

Crisis de lactancia: diferentes picos de crecimiento. 

La producción de leche materna está regulada por la demanda del bebé. Cuanto más demanda el bebé, más leche se produce. A pesar de esto, hay ciertas situaciones en las que los bebés parecen no estar llenos o situaciones en las que parece que los bebés se sienten incómodos con la alimentación.

Este comportamiento generalmente causa mucho estrés en las madres y si no conocen estas etapas de modificación de la demanda y comportamiento del bebé, podrían comenzar a suplementar con fórmula o incluso dejar de amamantar por completo.

El comportamiento del bebé cambiará y llegarán unos días concretos en los que pedirá ser amamantada continuamente, es decir, no te dejrá soltar el pecho ni y querrá comer cada pocos minutos. El bebé puede llorar sin parar si no siente la teta en la boca. También es posible, mucho, que vomite la leche, pero aún así querrá seguir amamantando.

¿Que esta pasando? El bebé necesita aumentar la producción de su madre y la única forma de hacerlo es amamantar sin parar durante un par de días (o quizás 3). De esa manera, obtendrá una cantidad óptima de leche y el bebé volverá a la normalidad. Será un período muy intenso, por lo que las mamás necesitarán todo el apoyo de sus parejas y familiares que puedan obtener. Es posible que esa primera crisis llegue durante los primeros días.En concreto, es posible que ese primer pico llegue durante la primera semana. En concreto entre los días tres y cuatro. Durante su primera semana de vida, el bebé exigirá durante cuarenta y ocho / setenta y dos horas una cantidad de alimento brutal. Y debes dársela.

A las seis o siete semanas de edad, el proceso volverá a aparecer. 

Lo mismo sucede como antes. El bebé querrá que lo amamantes más a menudo y su comportamiento puede cambiar. El bebé estará muy nervioso, tirará de su pezón, arqueará la espalda con el pezón en la boca y tensará las piernas. Esto sucede porque hay un cambio en la composición de la leche que hace que su sabor sea más salado por unos días y a algunos bebés no les gusta el cambio. La situación se resuelve después de una semana más o menos.

Crisis de lactancia: diferentes picos de crecimiento

El periodo más complicado es el de la crisis de los tres meses

La crisis de los tres meses. Esta etapa es la más compleja y la más difícil de atravesar. Aquí es donde incluso algunas de las mamás que amamantan pueden dejar (o comenzar) de añadir suplementos alimenticios, y además es la más larga porque esta crisis dura aproximadamente un mes. Además, es muy compleja porque el bebé ya no se alimenta como antes.

La crisis de los tres meses. Esta etapa es la más compleja y la más difícil de atravesar. Aquí es donde incluso algunas de las mamás que amamantan pueden dejar (o comenzar) de añadir suplementos alimenticios, y además es la más larga porque esta crisis dura aproximadamente un mes. .

-El bebé ya no se alimenta durante tan largos periodos de tiempo.

-Los pechos de la madre son más tersos y ya no se sienten llenos de reservas.

-El bebé se distrae por prácticamente todo lo que le rodea.

-El bebé solo parece alimentarse adecuadamente cuando está somnoliento o durmiendo.

-El bebé pierde peso, lo que es normal.

-A menudo hay una disminución de las defecaciones.

Al año de edad, los bebés disminuyen su tasa de crecimiento y muestran menos interés en los alimentos sólidos, aumentando su demanda de leche materna.

A los dos años de edad el bebé querrá amamantarse todo el tiempo, igual que un recién nacido. Estarán nerviosos y si las madres retrasan o niegan el pecho, se sentirán molestos.

A esa edad los bebés pasan por una etapa similar a la adolescencia. Se vuelven más independientes, pero esta nueva independencia los hace más inseguros. 

Noticias relacionadas