Mentiras sobre la infertilidad femenina

MITOS Y FALSAS CREENCIAS

Mentiras infertilidad femenina

Seguro que no es la primera vez que escuchas que el pelo de gato puede afectar negativamente en las posibilidades de tener un bebé. Es uno de las mentiras sobre la infertilidad femenina establecidas en nuestra sociedad, pero te contamos de dónde viene esta falacia.

Una de las preocupaciones de la mujer que busca quedarse embarazada o que lo está, es la taxoplasmosis. Es una enfermedad parasitaria, ampliamente distribuida en el mundo, que presentan diversos mamíferos, aves y reptiles y que puede contagiarse al ser humano por el contacto con los animales afectados, especialmente los gatos. De ahí, que se afirme que el pelo de gato puede causar infertilidad femenina. Pero según los especialistas, aunque esta dolencia se relaciona sobre todo con los felinos, es una de las mentiras que se cuentan sobre la infertilidad femenina.

Otro dato que debes saber es que no sólo no es posible que un gato cause infertilidad, sino que la toxoplasmosis puede ser una enfermedad que puedes contagiar si ingieres carne cruda o frutas y verduras mal lavadas. Aunque a veces es asintomática y suele ser una patología benigna, sí resulta peligrosa durante el embarazo porque puede provocar malformaciones en el feto. Ésta es la razón por la que muchos médicos recomiendan que si estás esperando un bebé, laves con amukina (lejía alimentaria) todos los alimentos con el objetivo de evitar el peligro. 

La mejor manera de prevenir la toxoplasmosis si tienes un gato por mascota, es darle de comer alimento procesado y evitar que se convierta en un cazador y vaya comiendo todo lo que va encontrando. Por supuesto, también es imprescindible una buena higiene y lavarte las manos siempre después de acariciarlo. No te preocupes si estás embarazada, puedes acariciarlo sin ningún problema.

 

 

 

 

 

 

 
Noticias relacionadas