El verdadero peligro de los tratamientos de fertilidad

√öLTIMAS NOTICIAS DESESPERANZADORAS

El verdadero peligro de los tratamientos de fertilidad

El verdadero peligro de los tratamientos de fertilidad. Una clínica de fertilidad debe compensar a una pareja de Bilbao con 230.000 € después de descubrir que otro hombre fue padre de sus hijos gemelos.

A lo largo de 2015, la pareja se sometió a un tratamiento de fertilidad por FIV y los óvulos de la mujer fueron fertilizados por el esperma del marido

Los embriones fueron transferidos con éxito a la madre que llevó y dio a luz a los gemelos en 2016 después de un embarazo normal.

Un año más tarde, un análisis de sangre de rutina reveló una "incompatibilidad" entre el grupo sanguíneo del padre y los gemelos.

Los análisis realizados por un laboratorio especializado en genética confirmaron que no había "ninguna duda" de que él no era el padre biológico de los niños.

Un tribunal de Madrid ha declarado que la clínica es culpable de negligencia en “cuidado, conservación, transferencia, identificación y manejo de material reproductivo” y ordenó que la clínica pague € 40,000 a cada uno de los niños, € 50,000 a la madre y € 100,000 a el padre.

Y por desgracia, este no ha sido el único caso de este estilo durante los últimos mese.

Hace unas semanas, la policía detuvo en Cataluña a una pareja gay que había inseminado de manera ilegal a una mujer peruana en su domicilio tras haber pagado una cantidad acordada. La pareja de hombres no había avisado a la mujer que el vientre de alquiler es una práctica que no es legal en España. Además de llevarlo a cabo, la transferencia fue realizada con un método casero y en las peores condiciones de salud imaginables,  por lo que la mujer padeció una grave infección. Por si fuera poco, la miserable pareja había ofrecido un puesto de trabajo en una tienda de su propiedad mientras durase el embarazo, y aún así no le pagaron el primer sueldo. Tras investigar un poco más sobre la situación de su vientre de alquiler, la mujer conoció que se  trata de una práctica ilegal en España y acudió a comisaría para poner una denuncia.

El verdadero peligro de los tratamientos de fertilidad

Los senadores estatales de Indiana, Roderick Bray y Michael Delph han propuesto el Proyecto de Ley 239 del Senado para ayudar a detener un tipo de fraude demasiado familiar en el mundo de la fertilidad. El proyecto de ley hace que sea un delito grave en el estado que un médico use su propio esperma para inseminar a un paciente sin su consentimiento, o para usar el material reproductivo de otros sin el consentimiento del proveedor genético. ¡Es sorprendente que esto ya no fuera una ley! Pero hasta la fecha, a pesar del hecho de que este tipo de mala conducta médica es, sin duda, poco ético, y por no hablar de grave, sin duda, no es ilegal.

Y es que es alarmante el número de casos en Estados Unidos donde muchas mujeres han comprobado y demostrado que sus especialistas en los tratamientos de fertilidad las inseminaron sin su permiso ni conocimiento.

La serie de escándalos sobre los médicos de FIV que han usado su propio esperma para impregnar a sus pacientes ha llevado a este proyecto de ley de Indiana que penaliza el "fraude de fertilidad". La ley propuesta castigaría a los médicos con hasta 2 años y medio de prisión.

Sean Tipton, de la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva, se opone a la legislación. Le dijo al Washington Post que "los errores y el fraude en la industria son raros y que se resuelven fácilmente según las leyes existentes". Le aseguró al Post que "Las clínicas mantienen protocolos de seguridad rigurosos para garantizar que se transfiere el material genético correcto, que los donantes están debidamente examinados y que los trabajadores médicos se adhieran a estrictos estándares éticos ”. Bueno, ya queda bastante claro que no es del todo así, señor Tipton.

Noticias relacionadas