¿Qué es la placentofagia?

¿COMERÁS TU PLACENTA?

¿Qué es la placentofagia?

¿Qué es la placentofagia? Tu placenta: podrías secarla  y hacer pastillas. Podrías salteara con cebollas. Incluso se podría comer cruda en la misma sala de parto.

¡No te desmayes! El acto de comer la placenta después de dar a luz, llamado placentofagia, no es solo algo que los animales hacen. Las madres humanas también lo hacen, incluidas las mujeres tribales y también las famosas más glamorosas. Quizás te preguntes si deberías hacerlo tú también. La placentofagia, o ingerir su propia placenta, es común en el mundo natural, y es cada vez más común en el mundo de las celebridades, con estrellas como January Jones y Alicia Silverstone que intentan comer la placenta. Pero, ¿hay realmente beneficios para la práctica? ¿Hay peligros? ¿Lo harias? Miremos más de cerca.

¿Qué hace la placenta?

La placenta, o postparto, es el primer órgano que se forma, incluso antes que cualquiera de los órganos de su bebé, después de que tú concibas. Juega un papel importante en tu embarazo: os conecta a ti y a tu bebé en el útero y le entrega oxígeno, nutrientes y hormonas. También le quita los residuos que provoque.

La placenta crece a lo largo de su embarazo. También es el único órgano que tu cuerpo produce y luego se deshace de él. Después de dar a luz, ya no la necesitas. Si tu bebé llegó por parto vaginal, lo expulsará por vía vaginal. Si tiene una cesárea, el médico extraerá la placenta de tu útero. En el momento de la entrega, pesa alrededor de medio kilo, y luce redondo y plano.

Las personas que apoyan el acto de comer la placenta afirman que puede aumentar su energía y la cantidad de leche materna. También dicen que puede nivelar tus hormonas, reduciendo tus posibilidades de depresión posparto e insomnio.

Esas afirmaciones no han sido completamente probadas. Así que no hay pruebas de que comer tu placenta realmente haga estas cosas. Pero algunos expertos afirman que deberíamos seguir estudiándolo.

En animales que no sean humanos, comer el alumbramiento tiene algunas ventajas. Puede reducir los dolores de parto en una perra, por ejemplo, a medida que nacen los cachorros que quedan, y puede alentar a la madre a vincularse con sus recién nacidos.

Sin embargo, recuerda que eso es para un perro, no para una mujer.

¿Qué es la placentofagia?

La placenta tiene proteínas y grasas. Pero esos nutrientes se pueden encontrar en una dieta saludable.

La placentofagia humana no es nueva. A lo largo de la historia, diferentes culturas lo han hecho, aunque no siempre piensan que sea algo bueno. Algunos expertos piensan que las doulas y matronas modernas pueden recomendar una placentofagia basada en un malentendido de la literatura científica.

Tu placenta puede secarse, y luego se pulveriza y se sella en cápsulas. Tragar una pastilla con la placenta seca puede ser más fácil si tienes dificultad para ver, tocar o probar el tejido "crudo". A menudo, una matrona puede preparar las píldoras para ti. Pero una de las cosas que no sabemos es si el paso de preparacón desequilibra cualquiera de sus beneficios.

Actualmente hay poca investigación sobre cómo sería más adecuado comerla después del parto, es difícil saber cómo se sentirá una. La mayoría de las mujeres que quieren o esperan sentirse bien o mejor después de comer placenta se sienten así. Pero eso puede ser solo un efecto placebo.

Algunas mujeres han dicho que se sienten enfermas después de comerlo. Si investigas en internet o hablas con mujeres que lo han probado, sin duda obtendrás opiniones variadas. Pero esos están basados en la experiencia personal, no en evidencia científica. Ahora que ya sabes qué es la placentofagia te toca decidir.

 

Noticias relacionadas