Problemas de fertilidad: fumar

Problemas de fertilidad: fumar

Fumar perjudica seriamente la salud, pero ¿sabías que también es uno de los problemas de fertilidad? Según varios estudios el tabaco tiene consecuencias negativas tanto en la fertilidad del hombre como de la mujer, llegando a influir en las posibilidades de tener un bebé.

Cómo afecta a la fertilidad femenina

Las mujeres que fuman tienen una calidad ovárica más deficiente y mayores probabilidades de sufrir anomalías cromosómicas. Además, su menopausia puede llegar a adelantarse incluso entre 1 y 4 años. El tabaco también puede afectar a aquellas mujeres que van a someterse a un tratamiento de reproducción asistida ya que las tasas de éxito de fecundación son más bajas. Según los especialistas, el efecto del tabaco sobre las fumadoras es comparable a tener 10 años más. Muy a tener en cuenta si estás buscando ser madre.

Por otro lado, fumar no sólo ocasiona problemas de fertilidad, sino que afecta al embarazo y al futuro bebé si se sigue consumiendo tabaco durante el embarazo, incrementando el riesgo de sufrir un aborto, gestaciones extrauterinas, partos prematuros, placenta previa, muerte súbita o problemas de bajo peso al nacer.

Cómo afecta a la fertilidad masculina

La calidad del semen de los fumadores es proporcionalmente peor a los que no tienen este hábito. Los componentes nocivos del tabaco pueden provocar fragmentaciones en el ADN contenido de los espermatozoides, influyendo en la implantación del embrión.  Este tipo de lesiones pueden diagnosticarse con diferentes pruebas médicas. Para mejorar la calidad del semen, además de evitar los malos hábitos como el consumo de tabaco o alcohol, también es necesario llevar una dieta sana y equilibrada rica en antioxidantes y evitar la exposición a productos tóxicos.

Ahora que ya sabes que uno de los problemas de fertilidad puede ser el hábito de fumar, intenta abandonarlo cuanto antes o busca ayuda si tú sola no puedes hacerlo.

 

Noticias relacionadas