Remedios naturales para mejorar la fertilidad

Remedios naturales para mejorar la fertilidad

Cuando buscas un bebé y ese momento tan deseado no llega, a veces resultan útiles los remedios naturales para mejorar la fertilidad como algunas cremas y lociones. Los aceites vegetales constituyen una alternativa extraordinaria para estos casos. Además, existen diferentes tipos en función de los tipos de piel y de las necesidades de cada persona. Te contamos a continuación cuáles pueden resultarte los más útiles para ayudarte a quedar embarazada.

Si tu problema son los trastornos hormonales

Puede que la razón por la que aún no has conseguido ese embarazo tan deseado es que tus ciclos hormonales son demasiado irregulares. El aceite de onagra, que suele consumirse en perlas, es muy rico en ácido gamalinoleico que ayuda a elevar los niveles de prostaglandina del organismo. Por otro lado, tiene propiedades beneficiosas para el síndrome premenstrual, para combatir la infertilidad producida por problemas en las trompas de falopio y por los quistes ováricos, además de aliviar los síntomas de la endometriosis.

Si tu problema reside en tu estado anímico

A veces no somos conscientes de cómo nuestro estado de ánimo afecta a nuestro día a día. Elevados niveles de estrés, angustia o tristeza pueden llegar a afectar a la concepción. En este caso, existe una loción o aceite que actúa como uno de los remedios que ayudan a mejorar la fertilidad. Se trata del aceite puro de hipérico. Es una planta cuyo compuesto principal es la hipericina. Esta sustancia provoca un aumento de la dopamina y la serotonina, responsables de mejorar el humor a la vez que disminuyen la cantidad de adrenalina, por lo que, si tu problema reside en que sufres altos niveles de estrés, resulta ideal ya que te relaja.

Sí debes tener en cuenta a la hora de elegir cualquiera de estos remedios naturales para mejorar la fertilidad, que sean aceites puros, es decir, el aceite extraído de la planta sin ningún otro componente. Es la forma de asegurar su eficacia. También es importante que se conserven en un frasco oscuro alejado de cualquier fuente directa de frío o de calor.

Noticias relacionadas
load