Tratamientos de fertilidad para formar una familia

TRATAMIENTOS DE FERTILIDAD

tratamiento fertilidad

Cuando una pareja trata de concebir un hijo a veces se encuentra con problemas de fertilidad que prolongan la espera del tan deseado momento. Sin embargo, la medicina reproductiva y, en concreto, los de reproducción asistida pueden convertirse en la solución.

Cuando el embarazo se hace esperar más de la cuenta, hay que buscar el motivo y encontrar soluciones. Los tratamientos de fertilidad ayudan a muchas parejas que tienen problemas para concebir y, gracias a estos, pueden hacer realidad su sueño de formar una familia.

Y es que, aunque no lo parezca, el ser humano no tiene una capacidad reproductiva tan elevada. Durante las relaciones sexuales, solo existe un 25% de probabilidades de embarazo siempre y cuando la mujer se encuentre ovulando. Este porcentaje, además, se reduce a partir de los 35 años mientras que a los 40 las probabilidades son solo de un 10%.

A esto se suma el hecho de que una de cada seis parejas tiene problemas de esterilidad, siendo una de las partes incapaz de concebir. Las causas son muy diversas. En el caso de los hombres podemos señalar a los hábitos de consumo, los cambios en el estilo de vida y también los factores ambientales. Para las mujeres, se relaciona con problemas biológicos o con el hecho de que muchas deciden ser madres cuando ya ha pasado su época fértil.

La investigación y los avances en materia de fertilidad han permitido el desarrollo de  tratamientos reproducción asistida que ofrecen una alternativa a las mujeres sin pareja y las parejas con problemas de fertilidad que quieren tener descendencia. 

Los tratamientos de fertilidad consiguen que se produzca el embarazo en un alto porcentaje de casos. Además, existen diferentes técnicas y métodos que se aplican en función de las necesidades del paciente.

Los tratamientos de fertilidad más comunes

Inseminación artificial

Este es, probablemente, uno de los tratamientos más conocidos aunque no todo el mundo sabe en qué consiste. Básicamente, a través de esta técnica, la fecundación del óvulo se produce directamente en el útero de la mujer introduciendo una muestra de esperma.

Este tratamiento se recomienda sobre todo a mujeres jóvenes, que se plantean ser madres en solitario, o casos en que el hombre tiene un problema de infertilidad.

MiniFIV

El tratamiento miniFIV es una alternativa a la fecundación in vitro tradicional. Su principal ventaja es que es una práctica menos agresiva para la mujer, ya que la ingesta de hormonas se  reduce en un 60% y las inyecciones que a aplicar en un 80%.  Es, por tanto, un proceso más natural, cómodo y económico.

El proceso es muy sencillo: consiste en estimular los ovarios con medicación oral para, luego, extraer los óvulos de mayor calidad. Esta intervención es rápida e indolora, por lo que la mujer se siente bien en todo momento. Después, los óvulos se fecundan en el laboratorio y el embrión se devuelve al útero de la mujer en el momento más óptimo.

Este tratamiento es una de las especialidades de la clínica MiniFIV, pioneros en este tipo de técnicas de reproducción asistida suave. Estas, además de ser menos agresivas, también reducen la posibilidad de embarazos múltiples.

Método ROPA

Los tratamientos de fertilidad también ayudan a las parejas de mujeres que buscan una forma de ser madres. El método ROPA es una abreviatura de Recepción de Ovocitos de la Pareja. A través de este, una de las parte de la pareja aporta sus ovocitos, que se extraen y fecundan en laboratorio con semen de un donante. Después, el embrión se transfiere al útero de la otra parte de la pareja. En caso de embarazo, ambas han contribuido a la concepción: una aporta su información genética y otra se encarga de gestarlo durante los nueve meses.

FIV en ciclo natural

Otra forma de evitar medicación e inyecciones es probar la fecundación in vitro en ciclo natural. Con este método se  extrae el mejor ovocito del mes, el que cada mujer produce de forma natural en cada ciclo, y se sigue el mismo procedimiento que en cualquier FIV. Es sencillo, rápido, se realiza sin sedación y las posibles complicaciones son mínimas.

Ovodonación

Las mujeres también pueden ser donantes de óvulos para que aquellas que quieran ser madres puedan serlo. La ovodonación consiste en la extracción de los mejores óvulos de una mujer para introducirlos, previamente fecundados, en el útero de la futura madre. Estas pacientes que producen óvulos de baja calidad tienen la oportunidad, gracias a las donaciones, de lograr el embarazo.

Toda esta variedad en tratamientos de fertilidad permite crear nuevos modelos de familia y que muchas personas puedan disfrutar de la paternidad. Y es que los problemas de fertilidad hoy en día no son un freno para convertirse en padres y madres; solo hay que consultar a los expertos y dejarse asesorar.

DESCARGA GRATUITA DE UN DOSSIER SOBRE LOS TRATAMIENTOS DE FERTILIDAD

 
Noticias relacionadas
load