barra head

¿Qué es la cardiotocografía?

MONITOREO Y SEGUIMIENTO

¿Qué es la cardiotocografía?

¿Qué es la cardiotocografía? La cardiotocografía (CTG) se usa durante el embarazo para controlar el corazón fetal y las contracciones del útero. Se utiliza más comúnmente en el tercer trimestre. Su propósito es monitorear el bienestar fetal y permitir la detección temprana de sufrimiento fetal. Un CTG anormal indica la necesidad de investigaciones más invasivas y una posible cesárea de emergencia.

El dispositivo utilizado en la cardiotocografía se conoce como cardiotocógrafo. Implica la colocación de dos transductores sobre el abdomen de una mujer embarazada.

Un transductor registra la frecuencia cardíaca fetal mediante ultrasonido.

El otro transductor controla las contracciones del útero.

Lo hace midiendo la tensión de la pared abdominal materna.

Esto proporciona una indicación indirecta de la presión intrauterina.

El CTG es luego evaluado por el ginecólogo y el equipo médico obstétrico.

Las contracciones individuales se ven como picos en la parte de la CTG que controla la actividad uterina.

El monitoreo fetal fue inventado por los doctores Alan Bradfield, Orvan Hess y Edward Hon. Una versión refinada (antepartal, no invasiva, latido a latido) (cardiotocograph) fue desarrollada más tarde para Hewlett Packard por Konrad Hammacher.

El monitoreo de CTG se usa ampliamente para evaluar el bienestar fetal. Una revisión encontró que en el período prenatal (antes del parto) no hay pruebas que sugieran que el monitoreo de mujeres con embarazos de alto riesgo beneficie a la madre o al bebé, aunque las investigaciones sobre esto son antiguas y deben interpretarse con cautela. La misma revisión encontró que las máquinas de CTG computarizadas dieron como resultado un número menor de muertes de bebés que las máquinas de CTG tradicionales. Se necesita una investigación más actualizada para proporcionar más información sobre esta práctica.

¿Qué es la cardiotocografía?

El monitoreo de CTG a veces puede llevar a intervenciones médicas que no son necesariamente necesarias. La estimulación vibroacústica fetal (el sonido que se reproduce al bebé por nacer a través del abdomen de la madre) se ha utilizado para provocar que el bebé sea más activo. Esto puede mejorar su monitoreo de CTG para que la madre no tenga que ser monitoreada durante tanto tiempo. Sin embargo, la seguridad de esta técnica no se ha evaluado completamente; Deben investigarse las deficiencias auditivas, las reacciones al estrés y otros efectos antes de que esta técnica se use ampliamente.

En la valoración de la frecuencia cardiaca fetal, se interpretan una serie de parámetros.

Línea de base: La frecuencia cardiaca basal, en periodos sin contracción ni movimiento, debe moverse entre 110 y 160 latidos. Si los resultados muestran datos debajo del mínimo, (bradicardia) o por encima del máximo (taquicardia). debería ser estudiado más en profundidad.

Aceleración: Es signo de bienestar fetal.

Variabilidad: Es la irregularidad en la frecuencia cardiaca y si se muestra variable es signo de salud fetal.

Movimientos: Suelen producir aceleraciones, por lo que también es señal de buena salud fetal. Deceleraciones: Es la disminución de la frecuencia cardiaca y puede coincidir o no con la contracción.  Según el momento puede indicar diferentes patologías.

Ahora también es posible monitorizar en remoto. La atención remota de maternidad es una solución para controlar de manera segura el ritmo cardíaco de un bebé y la actividad de contracción uterina en el hogar. Usando dispositivos móviles, los pacientes pueden realizar pruebas CTG no invasivas en cualquier momento y en cualquier lugar. Los datos se transfieren automáticamente al centro de atención de maternidad remota e-Care dedicado para un análisis detallado. El personal médico interpreta los diferentes resultados de la prueba en el marco de procedimientos dedicados y toma medidas cuando se identifica cualquier riesgo para la salud o la vida del paciente o del bebé.

Noticias relacionadas