Qué son y cómo funcionan los parches anticonceptivos

HORMONAS PARA PREVENIR EL EMBARAZO

Qué son y cómo funcionan los parches anticonceptivos

Qué son y cómo funcionan los parches anticonceptivos. El parche anticonceptivo es un parche pequeño y adhesivo que libera hormonas en su cuerpo a través de la piel para prevenir el embarazo.

Utilizado correctamente, el parche tiene más del 99% de efectividad para prevenir el embarazo.

Cada parche dura 1 semana, y debe cambiarse semanalmente durante 21 días, para luego dejar una semana libre sin un parche.

El parche se puede usar en el agua y al practicar deporte. Puede hacer que aumente tu presión arterial y algunas mujeres observan efectos secundarios temporales, como dolores de cabeza. El parche puede proteger contra el cáncer de ovario, matriz o intestino, pero puede no ser adecuado para mujeres que fuman y que tienen 35 años o más, o que sobrepasen los 90 kilos. 

Contiene las mismas hormonas que la píldora combinada, estrógeno y progestágeno, y actúa de la misma manera al prevenir la liberación de un óvulo cada mes (ovulación). Durante la semana sin parches, se producirá un sangrado de extracción, como un período, aunque esto no sucederá siempre.

Donde colocar el parche

Pega el parche directamente sobre la piel. Puedes colocarlo en la mayoría de las zonas de tu cuerpo, siempre que la piel esté limpia, seca y no muy velluda. No debes adherir el parche en una zona de piel irritada, un área donde puede sufrir rozaduras por ropa ajustada o en tus pechos.

Qué son y cómo funcionan los parches anticonceptivos

Al igual que sucede con los parches para dejar de fumar, es una buena idea cambiar la posición de cada parche nuevo para ayudar a reducir la posibilidad de irritación de la piel. 

El parche anticonceptivo es suficientemente pegajoso como para no desprenderse, y debe permanecer pegado a la piel. No debería desprenderse después de una ducha, baño, jacuzzi, sauna o una sesión de natación. Si el parche se cae, lo que debes hacer dependerá del tiempo que haya estado fuera de la piel y de cuántos días llevaba el parche colocado antes de que se soltara.

Si ha estado fuera de la piel durante menos de 48 horas, pégalo de nuevo tan pronto como sea posible si todavía está pegajoso. Si no está pegajoso, coloca un parche nuevo (no intentes mantener el parche viejo en su lugar con una tirita o vendaje).

Si olvidas quitar el parche después de la primera o segunda semana lo que debes hacer depende de la cantidad de horas adicionales que te haya quedado de más.  Si el parche ha estado colocado durante 8 o 9 días en total, quita el parche viejo y pon uno nuevo y continúa usándolo normalmente, cambiándolo en su día normal de sustitución.

Con el parche no necesitas recurrir a ningún anticonceptivo adicional y estarás protegida contra el embarazo.

Si lo has llevado puesto 10 días o más en total, coloca un nuevo parche tan pronto como sea posible. Ese momento será la semana 1 de tu nuevo ciclo de parches y tendrás un nuevo día de inicio y cambio.

Si te olvidas de quitar el parche después de la semana 3, hazlo lo antes posible y empieza con tu descanso sin parches hasta iniciar otra con un parche nuevo en el día habitual de inicio, incluso si estás con el periodo de sangrado. 

El parche anticonceptivo no es adecuado para todos, por lo que si estás pensando en usarlo, un médico de cabecera o un especialista debería conocer tu historial médico y el de tu familia. Informa sobre cualquier enfermedad u operación que hayas tenido o sobre los medicamentos que pudieras estar tomando tomando. 

Es importante que tengas en cuenta que, tal y como su nombre indica, el parche es un método anticonceptivo, no te protegerá de otros posibles riesgos que pudieras contraer. Esto es lo que deber saber sobre qué son y cómo funcionan los parches anticonceptivos.

Noticias relacionadas
load