Reloj biológico: ¿se contagia?

Reloj biológico: ¿se contagia?

Todos los seres humanos disponemos de un cronómetro interno que dirige los procesos fisiológicos y las conductas que el organismo lleva a cabo de manera periódica y en momentos determinados, es lo que llamamos reloj biológico. Pero, ¿se contagia? ¿Cómo funciona? ¿Existe un momento idóneo para cada tipo de actividad?

Ya comentamos anteriormente cuando hablamos de cómo afecta el reloj biológico a nuestro organismo, que éste es diferente en cada persona. No sólo influye por ejemplo el sexo, siendo distinto en los hombres y en las mujeres, sino que además también influyen en él otros factores como el estilo de vida. Por esta razón, el reloj biológico no sólo no se contagia, sino que es único en cada persona.

De esa manera, por ejemplo, hay personas que por las mañanas se encuentran muy activas y pasadas las 7 u 8 de la tarde su ritmo es mucho más lento y se sienten más cansadas. O, en cambio, otras, se sienten muy cansadas nada más despertar y tardan más en activarse, mientras que por la tarde sienten más vitalidad. Por esta razón, según varios estudios, el reloj biológico de cada persona, es el que te indica cuál es el mejor momento para realizar cada actividad. Por ejemplo, la mejor hora para trabajar es entre las 9 y las 11 de la mañana pues cuando existe mayor nivel de concentración.

Lo mismo ocurre con el momento de practicar sexo. Ya habíamos hablado de cómo el reloj biológico influye en las relaciones sentimentales hasta el punto de que, en este sentido, el reloj biológico tampoco se contagia, ni funciona de la misma manera en todas las personas. Así, hay hombres o mujeres que prefieren mantener sexo por las mañanas, mientras que otras personas prefieren hacerlo por la noche. Lo importante, cuando se trata de sincronizar el reloj biológico de una pareja, es lograr un equilibrio.

Noticias relacionadas
load