¿Hay que hacerle caso al reloj biológico?

Hacerle caso al reloj biológico

Para la mayoría de las personas el reloj biológico es el momento en el que surgen las ganas de tener hijos. En España, la edad media a la que se tiene el primer hijo son los 32 años y, aunque teóricamente el reloj biológico se pone en marcha alrededor de los 25 en el caso de las mujeres, cada vez son más las que se apuntan a la maternidad pasados los 35. Entonces, ¿hay que hacerle caso al reloj biológico?

Lo que está claro es que la edad afecta a la fertilidad, pero ¿esto significa que hay que hacerle caso al reloj biológico? Las razones por las que deseas ser madre, van mucho más allá. En ocasiones, las circunstancias personales en el momento en el que deseas tener hijos no son las más adecuadas para tomar la decisión o puede que quedarte embarazada te lleve más tiempo del que planeabas.

Por otro lado, no todas las mujeres u hombres desean tener hijos. De hecho, cada vez son más las parejas que deciden no tener descendencia, al igual que según varios estudios, se ha demostrado que aquellas parejas con mejores niveles socioeconómicos son precisamente las que más retrasan el momento de la maternidad.

En realidad, más que hacerle o no caso al reloj biológico se trata de cumplir tus sueños y si, uno de ellos es ser madre, lo demás no importa. Aunque la edad es un factor que influye a la hora de concebir, es cierto que una mujer menor de 30 puede tener problemas para quedar embarazada, al igual que una mujer de 40 puede quedarse embarazada en el primer intento.  Lo mejor es que si has decidido que quieres tener un bebé, acudas a tu ginecólogo de confianza para realizarte las pruebas pertinentes y comprobar que tu organismo funciona correctamente.

Noticias relacionadas
load