Ventajas y desventajas del uso de chupetes en bebés lactantes

CHUPETE: SÍ O NO

Ventajas y desventajas del uso de chupetes en bebés lactantes

Ventajas y desventajas del uso de chupetes en bebés lactantes. El uso de chupetes en bebés amamantados es controvertido. Hay tantas opiniones firmes a favor y en contra pero, en última instancia, es una decisión personal. Cada niño es diferente, con necesidades y habilidades únicas. Algunos bebés pueden ir y venir entre la lactancia materna y un chupete sin ningún problema, mientras que otros desarrollarán una preferencia por uno u otro. Los bebés prematuros y los bebés con cólicos o un deseo hiperactivo de succión no nutritiva pueden beneficiarse del uso de un chupete.

Sin embargo, los chupetes pueden ser muy problemáticos para los recién nacidos, los bebés adormecidos o los bebés que tienen dificultades para amamantar. El uso de un chupete también podría afectar su suministro de leche si su bebé no está amamantando tanto como lo haría normalmente porque en su lugar usa el chupete.

Tu pareja y tú llegaréis a concer mejor a vuestro hijo. Juntos, podéis determinar si usar un chupete es lo adecuado para vuestra situación y para el bebé. También puede consultar al médico de tu bebé para que os ayude a tomar esa decisión.

A favor:

Se ha demostrado que el uso de un chupete reduce el riesgo de síndrome de muerte súbita infantil (SMSI).

Los chupetes pueden ayudar a calmar a un bebé con reflujo o cólicos.

Los bebés prematuros que usan un chupete pueden aumentar de peso y abandonar el hospital antes.

El uso de un chupete puede ser reconfortante para su hijo durante situaciones estresantes o dolorosas.

Muchos bebés tienen la necesidad de chupar incluso cuando no tienen hambre. Un chupete puede satisfacer el deseo de succión no nutritiva.

Los chupetes son útiles durante el viaje en avión. Chupar puede aliviar la presión dolorosa en el oído medio.

Ventajas y desventajas del uso de chupetes en bebés lactantes

En contra:

La introducción temprana de un chupete podría interferir con la capacidad de su bebé para engancharse y amamantar. Esto puede causar problemas en los senos, como dolor en los pezones, ingurgitación, conductos de leche obstruidos y mastitis.

El uso temprano de un chupete puede interferir con el desarrollo de su suministro de leche. Cuanto más amamantas a tu bebé, más provoca que su cuerpo produzca leche materna. Si el bebé chupa el chupete en lugar de amamantarlo, podría tener un efecto negativo en la cantidad de leche que produces. Esto también podría llevar a problemas de pérdida de peso en tu hijo.

Algunos estudios muestran que el uso de un chupete está relacionado con un mayor riesgo de infecciones del oído.

El uso del chupete puede llevar al destete temprano.

Chupar un chupete podría cansar aún más a un bebé adormecido que dificulta la lactancia materna.

Los bebés más pequeños que usan chupetes tienden a llorar cuando el chupete se sale de la boca. Deberá volver a ponerlo nuevamente. Los bebés que no usan chupetes a menudo encuentran otras formas de calmarse chupándose las manos, los puños o los dedos.

Cuando tu hijo empiece a tener dientes, llévalo al dentista para que le realicen exámenes regulares. Habla con el dentista sobre el uso del chupete de tu hijo y discutid sobre la edad a la que él recomienda que termine su uso.

El uso excesivo de un chupete durante el día podría evitar que tu bebé reciba suficiente leche durante las alimentaciones diurnas. Esto puede hacer que el bebé se despierte más a menudo durante la noche para comer.

El uso a largo plazo de un chupete puede causar algunos problemas con los dientes de su hijo.

Los niños pueden llegar a estar muy apegados a sus chupetes. Puede ser difícil para tu hijo dejar de usar el chupete cuando llegue el momento.

Noticias relacionadas
load