Remedios para frenar los cólicos

ENTENDIENDO EL CÓLICO

Remedios para frenar los cólicos

Remedios para frenar los cólicos. Tu bebé está sano, bien alimentado y con un pañal limpio, pero ha estado llorando durante horas. Todos los bebés lloran, pero los bebés con cólicos lloran más de lo normal. Esto puede ser realmente frustrante para los padres, pero la buena noticia es que el cólico es temporal.

El cólico generalmente comienza cuando los bebés tienen alrededor de 3 semanas de edad y termina cuando llegan a los 3 o 4 meses. Según KidsHealth, hasta el 40 por ciento de todos los bebés pueden experimentar cólicos.

La afección se define por ataques frecuentes de llanto, no causados por un problema médico, a menudo por la noche durante tres o más horas, y de manera regular.

La causa del cólico todavía no se comprende bien. Algunos piensan que se debe a la inmadurez neurológica o la aclimatación al mundo fuera del útero, lo que puede hacer que algunos bebés se vuelvan irritables durante un breve período de tiempo.

Algunos bebés son más sensibles a la estimulación que otros. También se cree que un bebé con cólicos podría estar reaccionando al gas, al reflujo ácido o a una alergia a los alimentos, aunque las investigaciones sobre esto no son concluyentes.

Lo más aconsejable es que los padres discutan los síntomas del bebé con un pediatra. El médico puede ayudar a manejar el problema, como probar diferentes posiciones de alimentación.

Debido a que las causas pueden variar, no existen tratamientos comprobados para el cólico. Sin embargo, puedes consolar a tu bebé y acortar los episodios de llanto si eres capaz de descubrir qué desencadena su cólico.

Estas son algunas técnicas que pueden ayudar a calmar a tu bebé con cólicos.

 

1. Ponlos sobre tu vientre.

Acuesta a tu bebé boca abajo, sobre tu estómago o tu regazo. El cambio de posición puede ayudar a calmar a algunos bebés con cólicos. También puede frotar la espalda de tu bebé, lo cual es calmante y puede ayudar a que pase el gas.

Además, el tiempo boca abajo ayuda a tu bebé a desarrollar músculos más fuertes en el cuello y los hombros. Recuerda que solo debes poner a tu bebé boca abajo mientras esté despierto y bajo supervisión.

 

2. Cargándolos

Los bebés con cólicos a menudo responden bien a ser retenidos. Estar cerca de ti es reconfortante. Sostener a tu bebé por períodos más largos temprano en el día podría ayudar a reducir los cólicos en la noche. Usar un portabebés permite mantenerlo cerca mientras mantienes los brazos libres.

Remedios para frenar los cólicos

3. Practicar movimientos repetitivos.

Mantener a tu bebé en movimiento puede ser suficiente para calmar los cólicos. Intenta ir a dar una vuelta con el bebé o colócalos en un columpio.

 

4. Manteniéndolos en posición vertical después de la alimentación

Tener reflujo ácido puede ser un factor contribuyente para algunos bebés con cólicos. Los bebés experimentan acidez estomacal porque la leche materna o la fórmula están regresando a través de su esófago.

Sostener al bebé en posición vertical después de las comidas puede reducir los síntomas del reflujo ácido.

 

5. Espesar la leche.

El cereal de arroz para bebés se puede agregar a la leche materna o a la fórmula como agente espesante.

 

Agrega una cucharada de cereal de arroz a la fórmula o leche materna extraída. Es posible que deba hacer que el orificio del pezón en el biberón sea un poco más grande para el líquido más espeso.

 

6. Cambia la fórmula

La incomodidad de una intolerancia a la proteína de la leche o alergia también puede ser en parte responsable del cólico de tu bebé, aunque esto no es común si el llanto o el alboroto son los únicos síntomas.

Noticias relacionadas