Soluciones para España, una de las natalidades más bajas de Europa

SOLUCIONES AHORA

Soluciones para España, una de las natalidades más bajas de Europa

Soluciones para España, una de las natalidades más bajas de Europa. No cabe duda de que el momento en que el gobierno español anunció que restablecería una política que ofrece tratamiento de fertilidad gratuito a lesbianas y mujeres solteras, una medida que la administración anterior canceló en 2014, fue uno muy significativo.

La crisis financiera no ayudó a mejorar una tasa de fertilidad española ha sido históricamente una de las más bajas de Europa (aunque ha aumentado ligeramente desde 2013). Es poco probable que la última medida tenga un efecto drástico en la tasa de fertilidad del país.

El año pasado, España nombró un comisionado para centrarse en el problema demográfico. El desempleo, una economía en crisis y la falta de jóvenes ciertamente contribuyen a las bajas tasas, pero también están vinculados a la igualdad de género, el acceso a la atención infantil y las actitudes sobre el trabajo y el matrimonio.

Las investigaciones han demostrado que la asistencia financiera ayuda, pero el cuidado de los niños tiene un efecto más significativo. Francia es un modelo de éxito y ha tenido altas tasas de fertilidad desde fines de la década de los 90 y hasta la primera década de 2000, cuando el resto de Europa estaba luchando por reproducirse.

En The Guardian, Anne Chemin escribía: “No hay nada misterioso en el enfoque que funciona tanto en Francia como en Escandinavia. Combina la idea de una familia moderna basada en la igualdad de género y políticas gubernamentales poderosas".

Esto es mucho más difícil de implementar que una sola política. Además del apoyo gubernamental, en Francia y en los países escandinavos, Chemin señala que es más aceptable tener hijos fuera del matrimonio, ser madre soltera o divorciarse y volver a casarse. Eso contrasta con países como España, Italia o Japón, que tienen estructuras familiares más rígidas en torno a tener hijos.

Soluciones para España, una de las natalidades más bajas de Europa

Las restricciones de tratamiento del partido conservador para lesbianas y mujeres solteras se consideraron "misóginas" y contraproducentes para un país con una de las tasas de natalidad más bajas de Europa.

El nuevo gobierno socialista de España ha restaurado el tratamiento público y gratuito para lesbianas y mujeres solteras, cinco años después de que el Partido Popular conservador del país las excluyera del plan.

La noticia llegaba apenas tres semanas después de que el organismo nacional de estadísticas anunció que España tuvo más muertes que nacimientos en 2017.

Bajo la legislación del ex primer ministro español Mariano Rajoy, solo las parejas formadas por un hombre y una mujer con un compañero estéril pudieron acceder a tecnologías de reproducción asistida a través de los hospitales públicos de España.

La decisión significó que las mujeres solteras y las lesbianas tuvieron que pagar un promedio de alrededor de 1.000€ para la inseminación artificial en el sector privado. Para la fertilización in vitro el costo fue de alrededor de 7.500€.

"No creo que no ser un hombre (en el proceso reproductivo) pueda considerarse un problema médico", dijo la ministra de salud entonces Ana Mató, argumentando que la exclusión de lesbianas y mujeres solteras era un simple recorte presupuestario .

Introducida en 2014, la medida inequitativa fue rechazada por Andalucía, el País Vasco, las Islas Canarias y Asturias, pero se mantuvo hasta que Pedro Sánchez se convirtió en Primer Ministro en junio pasado (algunos de estos gobiernos regionales continuaron financiando los programas a pesar de la oposición de Madrid).

El grupo español de Opinión Pública y Consumidores, FACUA, calificó el cambio legislativo como "homofóbico y sexista" en ese momento, mientras que el ex portavoz de salud socialista José Martínez Olmos calificó el movimiento de "ideológico" y apuntó a excluir a las parejas que no eran "como Dios quería".

Al levantar la prohibición de la fertilidad, el PSOE envía un mensaje claro de apoyo a los grupos LGBT del país.

"Hoy se acabó la misoginia", afirmaba entonces la secretaria de Estado para la igualdad, Soledad Murillo.

Noticias relacionadas
load