barra head

El increíble robo a un banco para pagar un tratamiento de fertilidad

ACABA DE PASAR EN REINO UNIDO

El increíble robo a un banco para pagar un tratamiento de fertilidad

El increíble robo a un banco para pagar un tratamiento de fertilidad. Si ayer os hablábamos del gesto de pura bondad humana navideña de la familia que tras cinco años de tratamiento decide regalar uno a otra pareja, hoy estamos en el reverso tenebroso de la misma. Y es que, por desgracia, la vida no suele ser un camino de rosas y las cosas no salen gratis ni de manera sencilla. La historia de hoy acaba de salir a la luz y nos lleva desde la pequeña ciudad de Canadá de ayer al mismo corazón del Reino Unido. 

Karanjit Kailla robó a la compañía en el transcurso de más de dos años, transfiriendo el dinero a cuatro cuentas que abrió con los nombres de su esposo y otros miembros de su familia.

Willenhall, de 34 años, le dijo a la policía que usó el dinero para pagar el tratamiento de FIV, aunque ella llegó a concebir un hijo de forma natural, según han afirmado las autoridades que están procesando el caso.

Kailla había ocupado diferentes puestos en Lloyds Bank durante los años, pero en julio de 2014, cuando comenzó con su plan, se encontraba trabajando en un departamento que analizaba las quejas de los clientes, donde tenía acceso a las cuentas personales de los mismos y también a una reserva de dinero destinada a reembolsar en caso de ser necesario. 

La trabajadora comenzó a reabrir varias de las reclamaciones resueltas, utilizando esas cuentas para robar dinero para ella misma. 

Para empezar, transfirió el efectivo en pequeñas cantidades, pero sonaron las campanas de alarma después de que se pagara una gran "liquidación" por valor de 90,000 libras en una de las cuentas a nombre de su esposo.

“La empleada utilizó la misma dirección, por lo que no fue una operación sofisticada", afirman las autoridades. El montante total robado fue de más 160 000 libras. Mucho más de lo que cuesta un tratamiento de fertilidad, en efecto.

Ahora Kailla está separada de su pareja y ha vuelto a vivir con sus padres. Después de perder su empleo en el banco, actualmente trabaja a tiempo parcial en una agencia inmobiliaria.

El tribunal escuchó que había pagado 18,000 libras al perder su pensión y que se habían recuperado otras 6,000 de una de las cuentas bancarias incautadas.

El abogado de Karanjit Kailla, en su defensa, dijo que la familia de Kailla quería ayudarla a pagar las 138,000 libras pendientes en un intento por evitar que ella fuera a la cárcel y le pidió a la corte más tiempo para hacer los trámites.

El increíble robo a un banco para pagar un tratamiento de fertilidad

¿Qué quiere decir todo esto? Pues que quizás los tratamientos de fertilidad están alcanzando unos costes que no todo el mundo se puede permitir. La seguridad social no contempla la inmediatez y las listas de espera pueden ser extensas, y la presión de conocer que tienes un limitado número de intentos pueden hacernos perder la cabeza. 

Obviamente, robar un banco no es una opción. El crimen nunca lo es, pero, ¿es otro tipo de crimen el precio prohibitivo de muchos de estos tratamientos? No, claro. 

Un tratamiento de fertilidad para tratar la infertilidad puede llegar a tener un precio muy elevado, pero también es justo reconocer que la mayoría de ellos utilizan los últimos avances en investigación y desarrollo, así como tecnología puntera, y los costos son elevados

En este momento la trabajadora se encuentra en libertad condicional hasta primavera, puesto que se trata de un crimen muy grave y el costo, además, no justifica su excusa. Nada lo haría. De todos modos, es justo recordar que en el Reino Unido han decidido dar la espalda a Europa, así que ellos sabrán lo que hacen. Nosotras ya tenemos nuestros propios problemas.

Noticias relacionadas