Las tasas de fertilidad de todo el mundo están disminuyendo

EL SIGNO DE LOS TIEMPOS

Las tasas de fertilidad de todo el mundo están disminuyendo

Las tasas de fertilidad de todo el mundo están disminuyendo. De acuerdo con un estudio sin precedentes publicado por la revista The Lancet, casi la mitad de todos los países tienen tasas de fertilidad por debajo del nivel de exigencia de reemplazo. Si bien no hubo una sola nación con una tasa de fertilidad por debajo del umbral de 2.05 en 1950, el promedio global ahora es solo 2.4, la mitad que el 4.7 hace unos 70 años.

Las diferencias entre las naciones se han vuelto más pronunciadas, con un promedio de algunos países europeos que alcanzan un índice de un niño por mujer, en comparación con los más de seis niños por mujer en algunas naciones africanas.

Si vives en una nación más pobre con altas tasas de fertilidad, la disminución probablemente sea un motivo de celebración. Las tasas de fertilidad más bajas son a menudo el resultado de una menor cantidad de muertes infantiles, anticonceptivos de fácil acceso y economías prósperas, lo que explica por qué Europa, América del Norte y países asiáticos más ricos como Japón se ven afectados de manera desproporcionada.

Sin embargo, en los países con tasas de fecundidad por debajo del nivel de reemplazo, los costos superan los beneficios. Europa ha luchado con este desafío durante años. Incluso más que en los Estados Unidos, el bienestar europeo depende en gran medida de un número suficiente de residentes en edad laboral que puedan financiar la asistencia médica, las pensiones y la seguridad social para todos. Cuanto menos haya, más complicado será mantener un sistema que se estableció en un siglo en el que las tasas de fertilidad decrecientes se encontraban entre los problemas por los que la gente tenía que preocuparse.

Alarmados por las cifras que caen continuamente, algunos gobiernos de la UE han tomado medidas drásticas. El Ministerio de Salud de Italia lanzó una campaña publicitaria hace dos años para recordar a la gente que el 22 de septiembre fue el "día de la fertilidad". Otros países han tratado de abordar el problema centrándose en la educación. En Dinamarca, por ejemplo, a los escolares ahora se les enseña en clase que tener bebés no solo conlleva riesgos, sino también beneficios.

Las tasas de fertilidad de todo el mundo están disminuyendo

Pero el estudio reciente plantea serias dudas sobre el impacto de tales políticas o propuestas. Se han aplicado políticas pro natalistas en más de una docena de países, pero los efectos en las tasas de fertilidad no han sido las esperadas. En su lugar, argumentan, una proporción cada vez mayor de la población mundial puede tener que aceptar una mayor edad de jubilación, beneficios reducidos y, irónicamente, sobre todo, probablemente el tema más divisivo de este siglo, hasta ahora: la migración.

De acuerdo con el estudio que fue financiado por la Fundación Bill y Melinda Gates, las tasas de fertilidad en descenso no tienen que dar como resultado inmediatamente un retroceso en el número de la población, ya que la migración y una mejor atención de la salud también afectan las cifras generales. Si bien casi la mitad de todas las naciones tienen tasas de fertilidad por debajo del nivel de reemplazo, el crecimiento de la población solo disminuyó en 33 países desde 2010 hasta 2017. Los países donde las cifras de población se mantuvieron constantes a pesar de las tasas de fertilidad más bajas también experimentaron una mayor afluencia de migrantes. La tasa de fertilidad en los Estados Unidos en realidad también está por debajo de los niveles de reemplazo en 1.8, sin embargo, la población sigue creciendo, en gran parte gracias a la inmigración.

Es inmigración que tantos problemas está dando en partes del mundo dominadas casi por autoritarios regímenes que no miran por los derechos humanos.

Noticias relacionadas
load