Los comentarios negativos m√°s comunes de la maternidad subrogada

QUE HABLEN, QUE HABLEN

Los comentarios negativos más comunes de la maternidad subrogada

Los comentarios negativos más comunes de la maternidad subrogada.

La gestación subrogada es un proceso increíble. Es a partes iguales medicina avanzada y los mejores aspectos de la humanidad, y por supuesto, el resultado final es un bebé llegando al mundo. Lo que no debe amar de este escenario?

Bueno, resulta que la mayoría de los padres sustitutos se encuentran con personas ocasionales que no están "encantadas" con el concepto de subrogación. Estos encuentros pueden ser un poco impactantes para una madre sustituta primeriza, porque como alguien que siente la llamada de la maternidad de alquiler, me siento un poco sorprendida cuando te encuentras con personas que no están tan entusiasmadas con la idea.

Estos son algunos de los tipos más comunes de comentarios "pesimistas" con los que es probable que se encuentre un padre sustituto y algunas sugerencias sobre cómo tratar mejor con cada uno de ellos. 

El inconscienteLa falta de comprensión está en la raíz de esta categoría más común de "pesimistas". Los inconscientes no se oponen a la maternidad subrogada, simplemente no están familiarizadas con el concepto, y por lo tanto no es probable que te den un gran abrazo de felicitación cuando mencionas tu increíble tu viaje. En realidad es un sector fácil de tratar. Aunque tengas la tentación de sentirte dolido por su respuesta negativa a las noticias de tu maternidad subrogada, espera un poco y dales tiempo. La mayoría de este sector se vuelve solidario e incluso emocionado una vez que se les da tiempo para digerir el concepto. Simplemente no dejes que su reacción inicial te desconcierte.

El desinformadoPueden ser grandes personas, pero su comprensión de la ciencia y la medicina (específicamente, sobre FIV y subrogación) son de otro tiempo. La "oposición" de esta gente a la maternidad subrogada se deriva más de su comprensión obsoleta que de un lugar de verdadera disidencia. Cuando uno de ellos escucha "subrogación", asume "subrogación tradicional" y no "subrogación gestacional". El desinformado no comprende que no tendrá ninguna conexión genética con el niño que lleva como sustituto, lo que le inspira a llevar el cliché de todos los comentarios de "negativista": "¿Cómo podría renunciar a su bebé?" ¡Oh, no, no!

Los comentarios negativos más comunes de la maternidad subrogada

Antes de anunciar a esta gente que tú eres la sustituta, considera dar unos pasos atrás para hacerlos distinguir la gestación y la maternidad subrogada tradicional. La inclusión de menciones explícitas de "la transferencia de embriones" en la "clínica de FIV" puede ayudar al desinformado a apreciar mejor que no solo no existe un vínculo genético, sino que no hay ningún otro valor involucrado. Estos dos detalles habrían molestado al desinformado, pero una vez que se aclaren, será menos probable que sigan en sus trece.

El preocupado.

El preocupado es sin duda el elemento más amable del grupo. No son tan "pesimistas" como preocupados, y por supuesto, se preocupan porque se preocupan por ti. Quieren lo mejor para ti y no están entusiasmados con nada que ponga en peligro tu salud o el bienestar de tu familia.

El sabelotodo. Este es uno de los tipos de detractores que menos nos gustan: los sabelotodos sienten que tienen una comprensión divina de lo que es aceptable y lo que no. Insisten en que los avances en la construcción familiar equivalen a "jugar a ser Dios". Están por encima del bien y del mal, y se empeñan en hacértelo saber.

Nuestro consejo ante ellos es que no te esfuerces demasiado en intetar hacerlos entrar en razón, ya que ellos siempre tendrán la última palabra sea cual sea el argumento que pongas sobre la mesa. Estos son los comentarios negativos más comunes de la maternidad subrogada y cómo lidiar con ellos.

Noticias relacionadas