barra head

¿En qué casos se utiliza la criopreservación de esperma?

CONGELACIÓN DE SEMEN

criopreservación de espermaCriopreservación de esperma: cuando se congela el esperma y en que tipo de pacientes está recomendado.

La criopreservación es el método de congelación que se utiliza en las clínica de reproducción asistida para conservar tanto los ovocitos como el esperma. Normalmente, se contempla la criopreservación cuando se quiere congelar óvulos o semen que quieren ser donados para que otras parejas puedan utilizarlos en sus tratamientos de fertilidad.

En el caso de las mujeres, la criopreservación de óvulos es también muy utilizada para aquellas mujeres que quieren retrasar su maternidad por diferentes razones, ya sea porque se ven obligadas a ello por un tratamiento médico que ponga en peligro su fertilidad, o porque quieren asegurarse óvulos fértiles dentro de unos años, cuando su edad pueda poner en peligro que se produzca el embarazo de forma natural.

En cambio, en el caso de los hombres, no suele contemplarse esta opción a pesar de que es otro de los usos de la criopreservación de esperma. Esto seguramente venga por la creencia de que la fertilidad del hombre no disminuye con los años, pese a que esto no es cierto. La calidad del esperma y la movilidad de los espermatozoides también va descendiendo con el tiempo. Además, hay que tener en cuenta que también existen tratamientos médicos que pueden poner en peligro la calidad del semen del hombre.

criopreservación de esperma

¿Cuándo es recomendable la criopreservación de esperma?

Como hemos dicho antes, el hecho de querer donar semen a otras parejas no es la única razón por la que un hombre puede recurrir a esta técnica de congelación de esperma. Estos son algunos otros casos en los que la criopreservación puede ser útil.

Hombres que vayan a someterse a un tratamiento oncológico. Al igual que ocurre en las mujeres, los tratamientos oncológicos de quimioterapia y radioterapia ponen en peligro la fertilidad del hombre. Para asegurarse la posibilidad de ser padres una vez haya sido superada la enfermedad, se recomienda la congelación de esperma, ya que esto conservará en perfecto estado la capacidad reproductiva del varón.

Cuando existe una baja calidad espermática. Los hombres con este problema que vaya a someterse a algún tratamiento de reproducción asistida pueden congelar una muestra para asegurarse un segundo ciclo en Fecundación in Vitro o Inseminación Artificial en el caso de que sea necesario y en caso, también, de que la calidad espermática siga disminuyendo.

Antes de la vasectomía. La vasectomía es una técnica anticonceptiva masculina que consiste en una intervención quirúrgica. Aunque existe la posibilidad de que sea reversible realizando una segunda operación, la mejor opción es conservar una muestra de semen antes de realizar la vasectomía para así asegurar la posibilidad de ser padres en el futuro a pesar de la operación.

Si se va a someter a la Fecundación In Vitro. Un tratamiento de Fecundación In Vitro es algo más complejo que el de Inseminación Artificial y requiere que la muestra de esperma esté disponible en un momento, día y hora muy concreto. Aunque el varón siempre puede recoger la muestra en ese mismo momento, se recomienda conservar una muestra congelada para que el hecho de que no pueda obtenerse la muestra en ese momento no arruine el tratamiento por completo.

En profesiones de riesgo. Algunos hombres, simplemente por la actividad física que realizan a diario debido a su profesión o deportes de riesgo que suelan practicar, prefieren recurrir a la criopreservación de esperma como medida preventiva por si sufren alguna lesión que afecte a su capacidad reproductiva.

Son muchos los casos en los que la criopreservación de esperma puede ser útil y puede asegurar al varón la posibilidad de ser padre en el futuro pase lo que pase sin tener que recurrir a un donante de semen.

Noticias relacionadas
load