¿Qué es el vaginismo y que consecuencias tiene para la fertilidad?

CAUSAS INFERTILIDAD

vaginismo fertilidad ¿Qué es el vaginismo? ¿Puede afectar a nuestra fertilidad?

El vaginismo es una disfunción que hace que la vagina de la mujer se cierre para evitar el coito, incluso le ocurre lo mismo en las revisiones ginecológicas. Esto hace que sus relaciones sexuales se vuelvan complicadas y que, probablemente, acaben afectando a la relación de pareja.

Cómo afecta la endometriosis a la fertilidad
Qué es la preservación de la fertilidad

Sin embargo, las vaginas de las mujeres que sufren vaginismo son completamente normales, lo que indica que es un problema psicológico que a menudo se soluciona con terapia, ya sea de un psicólogo o por parte de un sexólogo.

Pero hay que tener en cuenta que por más que se trate de algo psicológico, no basta decirle a la mujer que intente olvidarse o que simplemente trate de disfrutar del sexo con su pareja ya que el mecanismo automático que se desarrolla en el vaginismo hace que la mujer no pueda controlar este impulso al cerrar su vagina ante la posibilidad del coito.

¿Cómo afecta a la fertilidad?

El principal problema que puede generar el vaginismo con respecto a tener hijos es que muchas mujeres con esta disfunción en edad fértil decididas a tener un hijo con su pareja se ven incapaces de practicar sexo y por lo tanto lograr el embarazo de forma natural. Esto puede hacer que se origine una crisis de pareja y que aumente el estrés en la mujer, lo cual no hace más que empeorar la situación.

Por otro lado, es habitual que las parejas masculinas de mujeres con vaginismo acaben desarrollando a su vez disfunción erectil, eyaculación precoz o fobias sexuales debidas a la inseguridad que le ha provocado la disfunción de su pareja a lo largo de los años.

El vaginismo puede durar varios años, por eso lo mejor que podemos hacer al detectarlo es buscar ayuda cuanto antes para así ponerle solución mediante la terapia adecuada. Aunque hace años se realizaban operaciones quirúrgicas con la finalidad de abrir la vagina y “curar” así el vaginismo, hoy día ya ha sido demostrado que esto no solo no ayuda a solucionar el problema si no que puede derivar en otros. Por lo tanto, la mejor solución posible al vaginismo para que no termine afectando a nuestra fertilidad es la terapia psicológica.

Noticias relacionadas