Problemas psicológicos asociados con el reloj biológico

Problemas psicológicos asociados con el reloj biológico

Ya comentamos que el funcionamiento del reloj biológico afecta, no sólo a la maternidad, sino también a las actividades rutinarias que realizamos día a día. Hacer deporte, ir al trabajo… Cuando se producen cambios en el funcionamiento de nuestro organismo, se pueden producir determinados problemas psicológicos asociados precisamente al reloj biológico.

En este sentido, el sueño juega un papel muy importante. Cuando por ejemplo viajas a otro país en el que existe una gran diferencia horaria, tu cuerpo cree que aún te encuentras en el horario antiguo y tiene que acostumbrarse al nuevo. De ahí, el temido jet lag para lo que los expertos recomiendan intentar adaptarse lo antes posible a los nuevos horarios.

Otra de las posibles causas de los problemas psicológicos asociados al reloj biológico es la modificación en las horas del sueño. Una persona que trabaja en un turno de noche tendrá que dormir por el día y el cuerpo no está acostumbrado a esto. De hecho, normalmente las personas con este tipo de trabajos acaban sufriendo estrés o depresión debido a que no pueden descansar como es debido.

También existen determinadas enfermedades o problemas de salud que pueden afectar a los patrones del sueño y, por lo tanto, al funcionamiento de nuestro reloj biológico. Algunas medicinas recomendadas para tratar muchos de estos problemas como pueden ser la depresión o la demencia, afectan al sistema nervioso central y a los patrones del sueño.

Al igual que tener problemas para dormir durante el día cuando trabajas en un turno de noche, otro de los problemas psicológicos asociados al reloj biológico es quedarse dormido muy temprano y despertarse en mitad de la noche. Aunque según los expertos se desconocen las causas por las que esto se produce en la mayoría de los casos, también produce una alteración en el funcionamiento del organismo.

Noticias relacionadas
load