Mitos y mentiras sobre el reloj biol├│gico

Mitos y mentiras sobre el reloj biológico

Son numerosos los mitos y mentiras sobre el reloj biológico. En este artículo te los descubrimos para que no te pille por sorpresa si escuchas algunos de ellos.

Para empezar, aunque ya explicamos anteriormente qué es exactamente el reloj biológico, éste no sólo tiene que ver con el deseo de ser madre, sino que se trata del funcionamiento biológico del organismo de cada persona. Creer que el reloj biológico sólo hace referencia a las ganas de tener hijos es una de las mentiras más comunes.

El reloj biológico influye a la hora de realizar cualquier tipo de actividad, así, existen unas horas en las que es mejor practicar deporte mientras que, otras, lo recomendado, es no realizar ninguna actividad física que requiera un gran esfuerzo. También existe una franja horaria en la que el nivel de concentración es mucho mayor y es el momento más indicado para realizar cualquier actividad que requiera un esfuerzo mental.

Por otro lado, otro de los mitos y mentiras sobre el reloj biológico es que los hombres no disponen de uno. Esto es totalmente falso. No sólo los hombres también tienen reloj biológico, sino que su edad, a diferencia de lo que se cree, también influye a la hora de tener hijos. Aunque cada vez sea más común escuchar que hay hombres que son padres pasados los 50, la realidad es que la fertilidad del hombre también entra en declive con la edad. Según varios estudios, una mujer de 25 años que tiene hijos con un hombre mayor de 45 tarda en quedarse embarazada cuatro veces más que si su pareja fuera más joven.

En cualquier caso, lo que sí es cierto es que, aunque tanto los hombres como las mujeres disponen de reloj biológico, éste funciona a ritmos diferentes en función del sexo y del estilo de vida de cada persona.

Noticias relacionadas