Trabajar por turnos 'dificulta el embarazo de las mujeres'

Las trabajadoras por turnos y las mujeres con trabajos físicamente exigentes podrían tener más dificultades para quedarse embarazadas, según sugiere un nuevo estudio.

Los científicos han descubierto que trabajar fuera de las horas normales de oficina o tener un trabajo exigente para el cuerpo puede reducir las posibilidades de que una mujer conciba mediante la FIV.

El estudio, realizado en Estados Unidos, analizó a 473 mujeres que acudían a una clínica de fertilidad y se publicó en la revista Occupational and Environmental Medicine.

Las mujeres con trabajos físicamente exigentes tenían una menor reserva ovárica -el número de óvulos restantes- que aquellas cuyo trabajo no implicaba habitualmente levantar objetos pesados.

Entre las que se sometieron a la FIV en la clínica, las mujeres con trabajos más físicos tenían una menor reserva total de óvulos y menos óvulos maduros.

Las mujeres que trabajaban por la tarde, por la noche o en turnos rotativos tenían menos óvulos maduros que las que trabajaban en horario normal.

Pero los investigadores advirtieron que el estudio es observacional, por lo que no se pueden extraer conclusiones firmes sobre la causa y el efecto.

Los resultados se obtuvieron a partir de una muestra de mujeres que acudían a una clínica de fertilidad, por lo que podrían no ser aplicables a quienes intentan concebir de forma natural.

El profesor Adam Balen, presidente de la Sociedad Británica de Fertilidad, dijo: "En este interesante estudio se ha demostrado una asociación entre los trabajos físicamente exigentes y una menor fertilidad potencial.

"Es difícil plantear una hipótesis sobre el mecanismo por el que un trabajo físicamente exigente puede tener un efecto negativo sobre la reserva ovárica, ya que el número de óvulos (ovocitos) se determina al nacer y se pierde progresivamente a lo largo de la vida, habiéndose demostrado que el tabaquismo es el principal tóxico que disminuye significativamente la reserva ovárica.

"Es importante señalar que no hubo diferencias en el estado de tabaquismo entre los grupos.

"Me pregunto, por tanto, si puede haber habido influencias maternas en las mujeres estudiadas que hayan podido afectar a su reserva ovárica al nacer, por ejemplo, el tabaquismo y la nutrición maternos, lo que podría tener luego alguna relación con la futura salud reproductiva de sus hijas."

Noticias relacionadas