Tabaco, drogas y alcohol: causas de aborto

TABACO, DROGAS Y ALCOHOL: CAUSAS DE ABORTO

Tabaco, drogas y alcohol: causas de aborto

El consumo de tabaco, drogas y alcohol es perjudicial para la salud, no sólo cuando estás embarazada, pudiendo convertirse en posibles causas de aborto, sino que, además, también afecta a tus probabilidades de concebir y durante la lactancia, además de dañar tu cerebro y otros órganos vitales.

Aunque es verdad que existe un porcentaje de abortos espontáneos de los que se desconocen las causas, diversos estudios han demostrado que ser consumidora habitual de este tipo de sustancias aumentan tus posibilidades de sufrir un aborto, incluso aunque prescindas de ellas una vez sabes que estás esperando un bebé. Por esta razón, resulta fundamental cuidar la alimentación y, en general, llevar hábitos de vida saludable cuando se desea tener un hijo.

Además del consumo de tabaco, drogas y alcohol como posibles causas de un aborto, también entran en juego otros factores como por ejemplo la edad, haber padecido alguna enfermedad crónica, sufrir obesidad o sobrepeso… Por otro lado, debes saber que no sólo puede provocar que pierdas el bebé que estás esperando, sino que también puede afectar a su correcto desarrollo y crecimiento, e incluso, producirle anomalías físicas y psicológicas si el embarazo llega a término.

Diferentes estudios han puesto de manifiestos que el consumo de tabaco, drogas y alcohol durante la gestación extiende sus efectos a la niñez, la adolescencia y la vida adulta. Los bebés que han estado expuestos a estas sustancias en el útero materno, suelen presentar problemas cognitivos, problemas de aprendizaje y otras patologías, e incluso, tienen mayor riesgo de repetir estas mismas conductas y también consumir este tipo de sustancias. También es posible que bebés que no presentan ninguna malformación o trastorno evidente al nacer, padezca problemas de desarrollo a mediano o largo plazo. El consumo de tabaco, alcohol y drogas también está relacionado con bajo peso al nacer y muerte súbita.

Aunque es verdad que existe un porcentaje de abortos espontáneos de los que se desconocen las causas, diversos estudios han demostrado que ser consumidora habitual de este tipo de sustancias aumentan tus posibilidades de sufrir un aborto, incluso aunque prescindas de ellas una vez sabes que estás esperando un bebé. Por esta razón, resulta fundamental cuidar la alimentación y, en general, llevar hábitos de vida saludable cuando se desea tener un hijo.

Además del consumo de tabaco, drogas y alcohol como posibles causas de un aborto, también entran en juego otros factores como por ejemplo la edad, haber padecido alguna enfermedad crónica, sufrir obesidad o sobrepeso… Por otro lado, debes saber que no sólo puede provocar que pierdas el bebé que estás esperando, sino que también puede afectar a su correcto desarrollo y crecimiento, e incluso, producirle anomalías físicas y psicológicas si el embarazo llega a término.

Diferentes estudios han puesto de manifiestos que el consumo de tabaco, drogas y alcohol durante la gestación extiende sus efectos a la niñez, la adolescencia y la vida adulta. Los bebés que han estado expuestos a estas sustancias en el útero materno, suelen presentar problemas cognitivos, problemas de aprendizaje y otras patologías, e incluso, tienen mayor riesgo de repetir estas mismas conductas y también consumir este tipo de sustancias. También es posible que bebés que no presentan ninguna malformación o trastorno evidente al nacer, padezca problemas de desarrollo a mediano o largo plazo. El consumo de tabaco, alcohol y drogas también está relacionado con bajo peso al nacer y muerte súbita.

Tags:

aborto

.
Noticias relacionadas
Noticias en portada